Pedro Martín 2018

vinoPM0118

En 2018 vendimiamos nuevamente uva de dos viñas de la zona baja del pueblo, la cosecha de este año ha sido muy diferente de los anteriores, Pedro Martín 2018 tendrá por tanto un 67% de Rufete y un 33% de Tempranillo, ambos procedentes de cepas muy viejas.

A pesar de que hubo un fuerte ataque de mildiu y algo de oídio, hemos tenido una uva de excelente calidad.

Ha sido el primer año que he realizado una fase de prefermentación en frío con el objetivo de fijar más aromas y mejor color y una vez terminada la fermentación alcohólica hemos comprobado que ha dado resultado.

Seguimos elaborando en acero inoxidable, con levadura propia y sin añadir ningún aditivo, solamente sulfuroso en dosis mínima antes de fermentar y después de cada trasiego.

A mediados del mes de noviembre terminó la fermentación maloláctica, todo apunta a que tendremos un vino natural, con muchos aromas a frutas del bosque y un intenso color.

Tras la maloláctica pasó a barricas de roble francés usadas con el fin de que descanse durante un período de entre 9 meses, sin intención de obtener excesivos sabores a madera que puedan enmascarar los propios de las variedades, lo que busco a través de la micro oxigenación es clarificar, estabilizar y suavizar.

Lo hemos embotellado en el mes de julio de 2019 y se pondrá a la venta a principios de 2020.